Holly - Acebo

Antiguamente el acebo tenía numerosas aplicaciones medicinales. En las antiguas farmacias sus hojas estaban registradas «oficinalmente», es decir, anotadas en el libro de medicamentos oficiales. La infusión de hojas de acebo baja la temperatura, es diurética, estimula la sudoración y tiene efectos tónicos; se empleaba para los resfriados con fiebre, la gota o el reuma. Culpeper recomendaba la aplicación de compresas con hojas y corteza trituradas en las fracturas óseas y torceduras. Escribe que para «liberar al cuerpo de las acumulaciones de mucosidades nocivas y frías (flema)» debían ingerirse una docena de bayas en ayunas. A las mujeres que padecían trastornos menstruales les daba el dudoso consejo de ingerir las bayas venenosas en forma de polvo seco. Probablemente Culpeper clasificaba la planta bajo el signo de Saturno ya que ésta «seca los humores» y cura los huesos (Saturno es el hombre del esqueleto), pero también debido a que el arbusto prefiere la sombra, es de crecimiento muy lento y recibe una especial atención en invierno, durante la fría época de Saturno. Debido a la fuerte acción purgante de las bayas rojas y de las hojas espinosas, otros médicos herbolarios astrológicos destacan la influencia de Marte.

En todos los lugares donde se encuentran, los acebos son considerados plantas purgantes para el cuerpo y para el alma. En diversos círculos culturales se emplean para ahuyentar a los espíritus malignos y limpiar de los sentimientos más bajos que amenazan la integridad de la comunidad. Los nativos americanos del bosque del sureste de Norteamérica hervían durante varias horas las hojas de acebo (Ilex vomitoria) y bebían el negro brebaje al mismo tiempo que ayunaban para purificarse antes de celebrar importantes consejos, ceremonias y fiestas. En muchas tribus, sólo los hombres podían  Deber este sagrado brebaje, y entre los semínolas de Florida, sólo los guerreros más valientes: Tal vez un motivo para ello sea que el brebaje no solamente provoca el vómito sino que también puede provocar abortos y trastornos menstruales en las mujeres. Las chinas utilizaban decocciones de acebo (Ilex cornuta) para abortar.

Los jíbaros, la tribu que encoge las cabezas de sus enemigos, y otros pueblos sudamericanos preparan una infusión de acebo (Ilex guayusa) porque creen que aligera el alma, induce sueños felices y proporciona fuerza y agilidad. Las decocciones también sirven como enjuague bucal y lavativas para los niños. Antes de ingerir la droga sagrada ayahuasca, «la trepadora que sirve de unión con los dioses y antepasados», beben una fuerte decocción de acebo que induce el vómito. El alma así purificada puede entonces entrar en presencia de lo sagrado.

No debemos olvidar en este contexto la bebida nacional de los argentinos, el mate (Ilex paraguayiensis). Los chamanes indígenas bebían una fuerte tisana de acebo para caer en un trance clarividente. En el acebo descubrieron un espíritu protector de la planta que se aparece en forma de hermosa y seductora doncella y atrae al malhechor que destroza y maltrata el bosque hacia la jungla, donde desaparece para siempre. Los difuntos recibían hojas de yerba mate en recipientes revestidos de plata que los debían acompañar en su viaje al más allá para mantenerlos despiertos. La yerba mate también fue muy apreciada por los mormones y los jesuitas. La fe mormona prohíbe el café, el té y otras bebidas estimulantes a los «santos de los últimos días», pero este «té» paraguayo es considerado una infusión de hierbas.

Vemos, pues, que esta especie desempeña un importante papel en los rituales de muchos pueblos, como hierba purificadora y ahuyentadora de los malos espíritus. Edward Bach debió percibir algo semejante en esta planta. En sus flores descubrió un remedio para alejar del corazón los venenos del alma: el odio, la envidia, la venganza o la desconfianza. Escribió: “Holly abre el corazón y nos hace sentir el amor divino».” Así probablemente también lo describirían los indígenas, aún cuando ingirieran la planta de manera menos delicada. En un plano espiritual, el acebo prepara el nacimiento del hijo de Dios en el corazón del hombre. En un plano químico-fisiológico actúa como estimulante cardíaco y depurativo de la sangre.

 
Temas interesantes

Esencias florales de América del norte: Compilación de esencias basadas en flores de América del Norte.

Plantas Medicinales Chinas: Principales plantas usadas en la medicina tradicional china.

Noticias y Destacados

Trenes impulsados por energía solar circulan por primera vez en Bélgica Paneles solares instalados en Amberes (18.000) producen energía para impulsar los trenes du...

Aguas de la Antártida se están calentando Las aguas profundas en el mar de Weddell, en la Antátida, se están calentando, de acuerdo a las mediciones efectuadas por...

Uso de computadoras disminuye capacidad lectora de los niños Suecia y EE.UU. son dos países en los que el aumento de las computadoras por los niños esta llevando a...

Nuevo tipo de células madre humanas Científicos de Estados Unidos han descubierto un tipo de células madre en el pulmón que son capaces de autogenerar estructuras ...