Elm - Olmo

Olmo 1ª parte

Olmo 2 ª parte

Olmo 3 ª parte

 Los olmos son árboles de frondosa copa que viven hasta los 500 años y poseen la majestuosidad del roble. No forman bosques cerrados sino que prefieren estar solos o en grupos pequeños. Existen numerosas subespecies, pero es muy difícil distinguirlas claramente ya que tienden a la hibridación. El olmo inglés (Ulmus procera), cuyas propiedades curativas descubriera Edward Bach, no es ninguna excepción; como muchos otros olmos, se ha vuelto raro.

Desde los años veinte estos árboles gigantes se han visto asolados por una terrible plaga. Al parecer ya no poseen la fuerza vital suficiente para hacer frente a los organismos causantes de la enfermedad: hongos transmitidos por escarabajos que bloquean los conductos e impiden que la savia llegue a las ramas.

A semejanza de la cerasifera, el olmo comienza a florecer antes del equinoccio vernal. Los pequeños brotes, que han sido polinizados por el viento, se abren entre febrero y marzo, según como se presente la estación. Poco después, el árbol hará gala de un exuberante verdor; pero no son sus hojas sino sus frutos alados (núculas), que el viento dispersará en todas las direcciones, los que le confieren este color. Es entonces cuando brotan las verdaderas hojas, asimétricas, de color verde oscuro y aspecto armonioso. Tienen bordes dentados y una cara superior áspera.

No es corriente en el mundo vegetal que la flor y el fruto aparezcan antes que las hojas. Pero el olmo tiene prisa: es un árbol que pertenece al veloz mensajero de los dioses, Mercurio, y lleva su signo.

El bonito dibujo de su escarpada corteza recuerda los movimientos de las serpientes, las serpientes del bastón de Mercurio. Las ramas jóvenes también crecen simulando un movimiento en zigzag. Esta forma se debe a que el eje principal del crecimiento anual acaba en una yema, prosiguiéndose el posterior desarrollo en una yema lateral. Esto corresponde al dios bisexual, que no persevera en la rectitud. El elevado contenido de mucílago que hay en las núculas de sabor agrio y en la corteza interior revela la presencia de Mercurio. Son propios de él los fluidos vitales pegajosos y viscosos.

La corteza interior del olmo americano (Ulmus fulva) es tan rica en mucílago que ha sido bautizado con el nombre de slippery elm (olmo viscoso). Los nativos americanos de los bosques lo utilizaban para curar los trastornos mercuriales, como son las enfermedades pulmonares, las inflamaciones de garganta, la diarrea y la disentería. Calzando sus sandalias aladas, el mensajero de los dioses se mueve veloz con el viento. Su signo se pone de manifiesto en la polinización por el viento y en las semillas aladas, de poca vida, que vuelan por el aire en primavera, época en que Mercurio se halla en plena actividad.

 
Temas interesantes

Esencias florales de América del norte: Compilación de esencias basadas en flores de América del Norte.

Plantas Medicinales Chinas: Principales plantas usadas en la medicina tradicional china.

Noticias y Destacados

Trenes impulsados por energía solar circulan por primera vez en Bélgica Paneles solares instalados en Amberes (18.000) producen energía para impulsar los trenes du...

Aguas de la Antártida se están calentando Las aguas profundas en el mar de Weddell, en la Antátida, se están calentando, de acuerdo a las mediciones efectuadas por...

Uso de computadoras disminuye capacidad lectora de los niños Suecia y EE.UU. son dos países en los que el aumento de las computadoras por los niños esta llevando a...

Nuevo tipo de células madre humanas Científicos de Estados Unidos han descubierto un tipo de células madre en el pulmón que son capaces de autogenerar estructuras ...