Centaury - Centaura

Centaura 1ª parte

Centaura 2 ª parte

Centaura 3ª parte

Centaura 4ª parte

Centaura (Centaurium umbellatum o también Centaurium erythraea), la séptima esencia floral descubierta por Edward Bach en el otoño de 1930, es una modesta plantita que crece en las praderas secas y márgenes de los campos entre la hierba. Sólo abre sus flores rosadas de cinco pétalos, ofreciéndose a las mariposas, en los días calurosos y soleados del estío, de junio a septiembre según el emplazamiento.

Bach descubrió en esta planta vibraciones capaces de sanar a las personas con escasa voluntad propia, que pueden ser fácilmente influidas por personalidades más fuertes. Los grandes médicos de la Antigüedad, Dioscórides y Galeno, conocían esta gencianácea de sabor amargo, pero la utilizaban para otros fines. Con esta «bilis de la Tierra» eliminaban los «humores biliosos», aceleraban la aparición de la menstruación y curaban los trastornos oculares.

El nombre genérico Centaurium (del griego kentaurion) ya hace alusión a su empleo como principio vulnerario y antídoto. Los centauros son habitantes de los bosques y de las montañas que tienen gran fuerza de voluntad pero son poco sociables; solían galopar por el mundo fabuloso de Grecia en forma de caballo con cabeza de hombre. Naturalmente los arqueólogos nunca van a encontrar restos de esos seres en sus excavaciones. Sin embargo, existe una arqueología espiritual que es confrontada continuamente con los estados anímicos anteriores a la civilización, en los cuales la cabeza está relacionada de manera más armónica con la voluntad animal, con la naturaleza inferior (instinto) del caballo. Así, por ejemplo, se pensaba que los centauros tenían un instinto tan seguro que eran capaces de reconocer inmediatamente los poderes curativos ocultos en todas las hierbas que ofrece la madre Gaia. Así, el centauro más famoso, Quirón, fue el primero en descubrir y emplear la planta descrita en este artículo, de ahí su antiguo nombre genérico Chironia.

En contraste con sus rudos compañeros, Quirón era dulce, paciente, afable y tan sabio que los reyes le confiaban sus hijos para que se encargara de su educación. Inspirado por el dios del sol Apolo les enseñó a curar las heridas a los héroes Aquiles y Jasón, le devolvió la vista al Fénix ciego, e incluso el dios de la medicina Esculapio tuvo que acudir a él para aprender a preparar ungüentos y jarabes medicinales y a efectuar operaciones médicas. Hércules hirió por equivocación al noble centauro con una flecha que había sido mojada en la sangre venenosa de la serpiente marina Hidra. Algunos cronistas afirman que Quirón se curó la mortal herida en el pie con la centaura. Otros en cambio cuentan que la herida era tan dolorosa que prescindió de su inmortalidad sobre la Tierra y fue enviado por los dioses al cielo, a la constelación de Sagitario. En las creencias populares sigue existiendo un débil recuerdo del centauro y se dice que los jinetes deben bajar del caballo cuando vean una centaura en floración y arrancarla para tener suerte.

 
Temas interesantes

Esencias florales de América del norte: Compilación de esencias basadas en flores de América del Norte.

Plantas Medicinales Chinas: Principales plantas usadas en la medicina tradicional china.

Noticias y Destacados

Trenes impulsados por energía solar circulan por primera vez en Bélgica Paneles solares instalados en Amberes (18.000) producen energía para impulsar los trenes du...

Aguas de la Antártida se están calentando Las aguas profundas en el mar de Weddell, en la Antátida, se están calentando, de acuerdo a las mediciones efectuadas por...

Uso de computadoras disminuye capacidad lectora de los niños Suecia y EE.UU. son dos países en los que el aumento de las computadoras por los niños esta llevando a...

Nuevo tipo de células madre humanas Científicos de Estados Unidos han descubierto un tipo de células madre en el pulmón que son capaces de autogenerar estructuras ...