Larch - Alerce

Alerce 1ª parte

Alerce 2ª parte

Alerce 2ª parte

El alerce crece de preferencia en la alta montaña, en altitudes de hasta 2400 metros. Allí aún se pueden encontrar las Saligen y sus compañeros de juego, los gamos. En los países alpinos suele indicarse su presencia con la imagen de la Virgen colocada en alerces grandes y viejos. En el Tirol y Valais corre el rumor de, que existen alerces de cuyos troncos surgieron por sí solas, de forma milagrosa, imágenes de la Virgen. Estas, aparentemente, ejercerían una enorme fuerza de atracción sobre los transeúntes. Los campesinos devotos serraban estas imágenes para que los talladores de maderas pudieran perfeccionar los rasgos de la Virgen y los curas bendecir estas esculturas colocadas posteriormente en las capillas.

Se podría pensar que este delicado y poco frondoso árbol de Venus es más débil que otros árboles. Sin embargo, no es así: el alerce crece en altitudes vertiginosas, como si buscara la luz celestial, y en la tundra más septentrional donde ya sólo se pueden encontrar pinos carrascos y cembrios. Por este motivo la rama de alerce significa «audacia» en el lenguaje de las flores ya que «el alerce crece libre e intrépido en la alta montaña».

La madera tampoco es blanda, como quizá se podría suponer; es una de las maderas más resistentes que se conoce, y es más dura que la de pino o de abeto. Su crecimiento es seis veces más rápido que el del roble, que también se caracteriza por su madera dura. Es resistente a la carcoma y al agua debido a que está impregnada de resina, y se emplea en la fabricación de traviesas para ferrocarriles, postes, para pilares de sostén en las minas y en la construcción de barcos.

Naturalmente este árbol de montaña no es originario de Inglaterra. Llegó a ese país en el año 1639, y es por este motivo que ni Nicolás Culpeper en su Compleat Herbal ni el bardo Taliesin en el Cad Goddeu mencionan al alerce. Hoy en día está muy extendido y también crece en las tierras bajas.

Bach encontró en las flores del alerce (Larch) un remedio para las personas que carecen de confianza en sí mismas, que se sienten inferiores a los demás y tienen complejos de inferioridad a pesar de no tener motivos para ello. Si el alerce tuviese una personalidad humana, sería fácil imaginarse que pudiera sentirse inferior a otras coníferas de aspecto más robusto. Sin embargo, en realidad es más fuerte y tiene una madera más dura que otros árboles. Al lado de los majestuosos y oscuros abetos parece el patito feo que no sabe que es un cisne.

Con su aura de luz, el alerce es capaz de volver a conectar con la luz de su Yo Superior a las personas que sufren de complejos de inferioridad. La esencia floral Larch proporciona el impulso necesario para convertir la falta de autoestima en una audaz confianza en sí mismo.

 
Temas interesantes

Esencias florales de América del norte: Compilación de esencias basadas en flores de América del Norte.

Plantas Medicinales Chinas: Principales plantas usadas en la medicina tradicional china.

Noticias y Destacados

Trenes impulsados por energía solar circulan por primera vez en Bélgica Paneles solares instalados en Amberes (18.000) producen energía para impulsar los trenes du...

Aguas de la Antártida se están calentando Las aguas profundas en el mar de Weddell, en la Antátida, se están calentando, de acuerdo a las mediciones efectuadas por...

Uso de computadoras disminuye capacidad lectora de los niños Suecia y EE.UU. son dos países en los que el aumento de las computadoras por los niños esta llevando a...

Nuevo tipo de células madre humanas Científicos de Estados Unidos han descubierto un tipo de células madre en el pulmón que son capaces de autogenerar estructuras ...