INFUSIÓN

La infusión es una forma de dosificación farmacéutica (o tradicional) extemporánea, que se caracteriza por ser un líquido extractivo acuoso, obtenido por el efecto no muy prolongado del agua a temperatura cercana a la ebullición sobre las drogas, las cuales se dejan macerando por un periodo de 30 minutos.

El procedimiento general para una infusión se puede expresar como:

  • Droga convenientemente dividida         50 g
  • Agua destilado c.s.p                             1.000 g

50 g de droga convenientemente dividida, se mezclan con 50 g de agua destilada fría en un recipiente y se mantiene durante 15 minutos; sobre esta droga humedecida se vierten 900 g de agua calentada a temperatura de ebullición, manteniendo el conjunto al baño maría agitando durante 5 minutos. Luego se saca del baño, se tapa el recipiente y se mantiene en maceración por 30 minutos agitando de vez en cuando. Se cuela el líquido, juntando las aguas de lavado con el líquido inicial, hasta completar un peso de 1.000 g.

Este procedimiento puede variar para algunas drogas, siendo conveniente recoger aquí el procedimiento a seguir con drogas alcaloídicas y drogas con glucósidos muy activos.

Para las drogas con alcaloides, se efectúan los siguientes cambios respecto al procedimiento general: a los 50g de agua destilada iniciales se añade ácido cítrico en una cantidad equivalente en peso a los alcaloides que se supone existen en el peso de la droga empleada.

Se añaden 450 g de agua destilada fría y se deja macerar durante 15 minutos agitando de vez en cuando. Se decanta y se cuela el líquido. Al marco resultante que queda se le añaden 500 g de agua destilada calentando hasta ebullición y se mantiene a baño maría durante 5 minutos; se deja enfriar durante 30 minutos. Se lava con agua el marco y el filtro hasta completar con las aguas de lavado 1.000 g.

En el caso particular de las drogas con glucósidos muy activos se sigue el procedimiento general, utilizando un tamiz y un porcentaje de droga inferior que será del 0,5%, es decir 5 g por 1.000 g de agua destilada.

El objeto es obtener una solución acuosa (estandarizada en la medida de lo posible). Actualmente las infusiones no se emplean con frecuencia, excepción hecha de algunas formulas magistrales. La fitoterapia recurre sin embargo a un proceso simplificado de la infusión que se denomina infuso, a pesar de que popularmente se emplea por lo general la denominación de infusión para referirse a los infusos.

La infusión se emplea tanto por vía interna como externa. Ocasionalmente sirven de vehículo en la preparación de otras formas farmacéuticas líquidas. Como ejemplo podemos señalar la siguiente solución de amplio uso en dermatología:

  • Sulfato de cobre                      1 g
  • Infusión de flor de sáuco c.s.p. 1 litro

Preparar la infusión y añadir 1 g de sulfato de cobre. Mezclar hasta disolución total.

 
Temas interesantes

Esencias florales de América del norte: Compilación de esencias basadas en flores de América del Norte.

Plantas Medicinales Chinas: Principales plantas usadas en la medicina tradicional china.

Noticias y Destacados

Trenes impulsados por energía solar circulan por primera vez en Bélgica Paneles solares instalados en Amberes (18.000) producen energía para impulsar los trenes du...

Aguas de la Antártida se están calentando Las aguas profundas en el mar de Weddell, en la Antátida, se están calentando, de acuerdo a las mediciones efectuadas por...

Uso de computadoras disminuye capacidad lectora de los niños Suecia y EE.UU. son dos países en los que el aumento de las computadoras por los niños esta llevando a...

Nuevo tipo de células madre humanas Científicos de Estados Unidos han descubierto un tipo de células madre en el pulmón que son capaces de autogenerar estructuras ...